Es un golpe de potencia que se utiliza para finalizar un punto en una situación de ataque

Para ejecutarlo tendremos en cuenta las siguientes fases: La primera es la preparación del golpe, nuestra posición del cuerpo deberá estar de lado y en línea a la dirección de la pelota, golpeamos siempre por encima de la cabeza

Las piernas semiflexionadas para extenderlas y salir con fuerza a por la pelota y los pies separados a la anchura de los hombros y alineados en dirección de la pelota

El brazo con el que golpeamos le llevamos detrás de la cabeza, como si nos sacàramos una espada, y el otro brazo extendido y señalando a la pelota, indicando el punto de impacto donde golpearemos a la bola

EL Punto de impacto a la pelota deberá ser delante y arriba de la cabeza. Las piernas y el brazo salen hacia arriba a por la pelota y golpearemos con potencia pronando la muñeca

La terminación del golpe una vez impactada la pelota acaba con el brazo que golpea saliendo hacia delante terminando el recorrido por la cintura contraria

Podemos diferenciar tres tipos de remate: Remate plano, remate cortado y remate liftado

Tácticamente ¿Dónde debemos dirigir el remate? (tanto para jugador de revès como de derecha)

El remate plano lo tiraremos en línea recta a la pared de fondo del rival y la pelota nos tiene que subir más de 3 metros para poder traérnosla a nuestro campo. Lo ideal es realizarlo cuando la bola del jugador que tenemos en paralelo se queda corta

El remate cortado lo tiraremos a doble pared para que coja efecto y así complicar al rival. Este lo realizaremos cuando el globo se queda a media pista y por nuestra derecha

El remate liftado lo tiraremos al último paño del cristal de fondo para que la pelota salga por 3 metros. Lo mejor es ejecutarlo cuando el globo del contrario se queda corto o viene de contrapared

Los cuatro errores comunes que se suelen cometer al realizar el remate son:

  • Hacer fuerza en vez de darle velocidad al movimiento del brazo
  • Impactar muy adelante a la pelota, es probable que se nos queden todas en la red
  • Impactar muy atrás, de manera que golpeamos tarde a la bola, perdemos mucha velocidad y la pelota no nos vendrá a nuestro campo como nosotros queríamos
  • Fallar en la dirección, en general este error ocurre por no estar bien de lado o por no hacer un movimiento bien recto del brazo en el recorrido

Consejos imprescindibles para cuando llega el frio:

(Caso Indoor): Cuando llega el frÍo nos cuesta entrar bastante en calor, la técnica del golpe nos sale mal por culpa del frío porque encogemos el brazo. Tenemos mucha dificultad para movernos y recaer en lesiones. Las pelotas botan poco y no tienen apenas rebote aunque salen más que en exterior.

(Caso Outdoor): La lluvia y la humedad hacen que la moqueta y los cristales estén mojados. Cuando la pelota toca el suelo o el cristal, se moja y pesa y no tiene tanto rebote como en verano. La superficie de la pala hay que secarla a menudo, tenemos que elegir unas zapatillas con buen agarre y evitar que la pelota toque el cristal porque se queda muerta.

Por estos dos casos en invierno no deberíamos rematar tanto porque la pelota no tiene apenas rebote como en verano y no sale como nosotros queremos.

Escrito por David Paredes